Como cuando Franco se apropió del imaginario de la cultura andaluza y lo extrapoló al 'Tipical Spanish', hoy las instituciones siguen apropiándose de gestos y agentes de la cultura popular para alimentar sus discursos políticos.

El 9N, decidí plantarme en la puerta del Parlament y hacer del folklore catalán y andaluz una amalgama de gestos que se mezclan para hacerse flexibles, de la misma manera en que la cultura sigue transformándose para sobrevivir.

_____________________________________